Follow by Email

lunes, diciembre 12, 2011

Los primeros…los postreros



Ese árbol que te mira taciturno y acongojado
Con sus ramas hacia el cielo
¡Igual que un condenado!
¿Por qué la mano del hombre, se lucra con tu silencio?
¿Por qué herir a quien llena, de oxigeno tus pulmones?
¡Mostrando tanto desprecio!
Cometiendo mil errores
Ellos responden… con frutos y flores
Tan solo escucha su llanto; cuándo no llega el invierno
¡Y cuando el sol inclemente; castigue ya nuestros cuerpos!
Ellos humildes y dóciles con sus ramajes de ensueño
Recibirán esos rayos… como escudos protectores;
Respondiendo nuestros ataques,
Con sus alfombras de flores
¡Y cual Jesús en la cruz, suplican se nos perdone!
Por no saber lo que hacemos…nosotros sus detractores
Y con sus ramas al cielo
Se vuelven los protectores
De una humanidad inconsciente
¡Que los condena a la muerte!
AUTORA: ELENA LISETT PEREIRA CORDERO
SEUDONIMO: SEMBRANDO MARIPOSAS

No hay comentarios.:

Publicar un comentario