Follow by Email

sábado, enero 22, 2011

Leyenda sobre el origen del ajedrez.





Se sostiene con energía que la cuna del ajedrez fue la India. Se plantea como el relato de su invención…
Estaba enfermo cierto rey de la India y la obsesión de su enfermedad se había apoderado de él; le prescribieron que se olvidara de esa idea por medio de alguna distracción agradable. Debido a esta ocasión elaboró Susa Ben Dahir, el hindú, el juego de ajedrez, y el rey, después de haber expresado su contento y elogio por la invención le dijo: "Pide una recompensa". Pidió él que le diera un disheme (antigua moneda de la India) por la primera casilla del tablero y que fuese doblado el número en cada una de las casillas restantes.
Exclamo el rey: "Por Dios, me asombra que un hombre como tú, que has sido capaz de idear un juego tan maravilloso, no acierte luego a desear más que recompensa tan menguada; que le den lo que pide".
Pero cuando llegó el asunto a oídos de su visir, éste se presentó ante el rey y le dijo: "Has de saber ¡Oh, rey! que aunque vivieses mil años y afluyeran a ti todos los tesoros de la tierra no llegarías a poderle pagar lo que te ha pedido.
La cantidad que resulta de doblar el disheme en cada una de las casillas restantes del tablero es 18,446, 073, 709, 551, 616. (2)
Esta bonita leyenda fue relatada después por el conde de Basterar y los dishemes se habían transformado ya en granos de trigo y Susa en el Brahamann Sissa, con el tiempo Sissa se convirtió en Caissa, hermosa doncella que desde el siglo VIII se le considera universalmente como la musa del ajedrez.
Tanto la leyenda como los datos históricos señalan que: el ajedrez surgió como un modelo, una imitación directa y formal de la guerra de los ejércitos de una época dada. Esto se comprueba en el chaturanga, que estaba compuesto por carros de guerra, caballos, elefantes e infantería dirigidos por el rey y el visir, reflejando la realidad social de aquellos lejanos tiempos.
Siglos después el chaturanga se fue desarrollando y perfeccionando en el Asia Central, incorporándole nuevos elementos y tomando el nombre de Chantrandsh que era ya muy parecido al ajedrez moderno.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario