Follow by Email

lunes, enero 24, 2011

Una breve introducción a los amigos de la tierra internacional




Son la federación ambientalista de base más grande del mundo, con 77 grupos nacionales y alrededor de 5000 grupos locales en cada continente. Con más de 2 millones de miembros y seguidores en todo el mundo, realizan campañas sobre los problemas ambientales y sociales más acuciantes.

domingo, enero 23, 2011

tarde cultural.wmv







He aquí la misma actividad en dos lugares diferentes en la comunidad de la Urb 10 de Diciembre. La primera en la U.E.E. José Ángel Lamas, donde la mayor asistencia para nuestra sorpresa fue de niños y adolescentes, primero hicimos un circulo de lectura con los niños y sus padres donde leímos el cuento ecológico "Tron, el duende que vive en los hongos" de mi autoría. Este grupo de 21 niños con sus padres y maestros nos visitaron por invitación hecha a la capilla , "Inmaculada Concepción" que se encuentra dentro de la misma comunidad fueron acompañados por la Prof. Maritza Lozada , posteriormente hablamos del reciclaje y la preservación de nuestro medio ambiente, les obsequiamos un hongo realizado en plástico pet y libros de diferentes poetas, luego el amigo Argenis Barrios, Presidente de la Fundación Boleros de Palo Negro, nos acompaño para el cierre de la actividad, debo destacar la poca participación de la comunidad a pesar de la promoción que fue con motivo de la fundación del barrio el día 10 de diciembre.
El día 22 de diciembre realizamos la misma actividad, pero en la calle 23 de Enero, la cual antes era parte de lo que llamaban Bachaquero (aun parte de ella lo es) la receptividad de la comunidad fue mucho mayor, los vecinos colaboraron con la limpieza de la calle, agradecemos mucho al aseo del municipio que recolecto toda la basura, se pintaron las mariposas símbolo de los lugares donde realizamos nuestras actividades.
iniciamos con la lectura del cuento "el gusanito que se perdió en una manzana" por parte de la activadora cultural Marelys Salas , luego con la visita del San Nicolás de Aragua, José Ángel Velázquez, quien nos regalo su presencia al ver nuestro trabajo en internet, gentilmente compartió con los niños que estaban muy felices De su visita, el les obsequio las manzanitas hechas de plástico pet que refuerzan el sentido ecológico de nuestro proyecto, las cuales a su vez eran cotillones que tenían caramelos, donados por los amigos, Franco, Lic. Zuleima Y Prof. Lourdes Pereira, Jacobo Boret (Junta Parroquial San Martin De Porres), Víctor Pérez, Argenis Pérez (quien colaboro con el sonido) Carmen Herrera, Osmary Herrera, Yomaira Herrera, Prof. Carmen Quintero, Prof. Mery Osechas, Alfredo (dueño de la licorería Alf) Prof. Miguel Hernández, Lic. Raysa Muñoz Y su esposo Mario.
Estábamos en espera del Amigo Argenis Barrios, su esposa Dra. Alis Velazco, quien además es la presidenta de la Fundación Funfahoni y el hijo de ambos Argenis Manuel "El Niño Bolerista de Palo Negro", cuando para nuestra sorpresa los niños de la comunidad comenzaron a cantar hasta que llego nuestro amigo con su show de Boleros.
Muchas gracias para estos artistazos, quienes siempre apoyan nuestras actividades, con su presencia musical, dándole categoría y llenando de orgullo a todos los que se deleitan con sus interpretaciones, Bravo por los dos y que Dios se los recompense; igualmente para el San Nicolás de Aragua.
Aquí tienen una muestra fotográfica de ese día tan especial que le regalaron a la comunidad, eso lo hicieron ustedes y esto no es más que una pequeña muestra de lo que se puede lograr cuando se trabaja en colectivo...
LA MUSICA QUE ACOMPAÑA ESTE VIDEO ES UNA CANCION MUY BELLA QUE ME ENVIO EDUARDO QUIROGA, Y FUE GRABADO POR VOCES UNIDAS DE EMAGISTER

sábado, enero 22, 2011

Leyenda sobre el origen del ajedrez.





Se sostiene con energía que la cuna del ajedrez fue la India. Se plantea como el relato de su invención…
Estaba enfermo cierto rey de la India y la obsesión de su enfermedad se había apoderado de él; le prescribieron que se olvidara de esa idea por medio de alguna distracción agradable. Debido a esta ocasión elaboró Susa Ben Dahir, el hindú, el juego de ajedrez, y el rey, después de haber expresado su contento y elogio por la invención le dijo: "Pide una recompensa". Pidió él que le diera un disheme (antigua moneda de la India) por la primera casilla del tablero y que fuese doblado el número en cada una de las casillas restantes.
Exclamo el rey: "Por Dios, me asombra que un hombre como tú, que has sido capaz de idear un juego tan maravilloso, no acierte luego a desear más que recompensa tan menguada; que le den lo que pide".
Pero cuando llegó el asunto a oídos de su visir, éste se presentó ante el rey y le dijo: "Has de saber ¡Oh, rey! que aunque vivieses mil años y afluyeran a ti todos los tesoros de la tierra no llegarías a poderle pagar lo que te ha pedido.
La cantidad que resulta de doblar el disheme en cada una de las casillas restantes del tablero es 18,446, 073, 709, 551, 616. (2)
Esta bonita leyenda fue relatada después por el conde de Basterar y los dishemes se habían transformado ya en granos de trigo y Susa en el Brahamann Sissa, con el tiempo Sissa se convirtió en Caissa, hermosa doncella que desde el siglo VIII se le considera universalmente como la musa del ajedrez.
Tanto la leyenda como los datos históricos señalan que: el ajedrez surgió como un modelo, una imitación directa y formal de la guerra de los ejércitos de una época dada. Esto se comprueba en el chaturanga, que estaba compuesto por carros de guerra, caballos, elefantes e infantería dirigidos por el rey y el visir, reflejando la realidad social de aquellos lejanos tiempos.
Siglos después el chaturanga se fue desarrollando y perfeccionando en el Asia Central, incorporándole nuevos elementos y tomando el nombre de Chantrandsh que era ya muy parecido al ajedrez moderno.

miércoles, enero 19, 2011


Diosas de Tacarigua, del artesano Miguel Hernández Ledézma



El alfarero, el mito de la caverna y el consumo responsable
Posted: 18 Jan 2011 10:30 AM PST
He tomado este interesante articulo del blog alternativo y quiero compartirlo con ustedes,porque ademas encontre en el; un libro que voy a comenzar a leer que se llama: La Caverna de José Saramago. ya les contaré mas adelante mi opinion y analis personal del libro, por lo pronto les invito a leer la publicacion de Ana Sabater en este blog amigo.
“Cuatro elementos: tierra, agua, viento y fuego.
Una alquimia sagrada que ha perdurado desde la historia de la humanidad
La alfarería nos ayuda a salir de la caverna en la que nos hallamos y nos muestra una vía de consumo responsable”
Ana Sabater
(Artículo de la escritora Ana Sabater sobre el mundo que representa la artesanía frente al consumismo insostenible actual en la sección El Lector Alternativo Analiza y Propone)
El alfarero tradicional busca cuidadosamente la tierra que necesita, la criba de piedras, la muele, le añade agua y la deja reposar, así consigue su pasta moldeable.
Luego la amasará, la colocará en el torno y en un continuo fluir conseguirá darle forma, como la tierra que da vueltas sobre su eje en un continuo girar y girar. Apretará con las palmas para convertirla en cilindro. Con las manos abiertas la agujereará, con sus dedos la subirá, ayudándose del hueco maestro entre el dedo corazón y anular conseguirá que llegue hasta el cielo, como una espiral que busca la trascendencia y con una mano dentro y otra fuera la configurará en la forma deseada.
Luego la suavizará como tradicionalmente se hacía con un trozo de caña. Colocará su obra maestra al sol para que la inunde con sus rayos y una suave brisa de un viento la secará. Después se llevará a cabo el proceso alquímico por excelencia y cociéndola con el ardor del fuego la obra se convertirá en piedra. Así culmina la transformación.
Click aquí para ver el vídeo de este post
Cada obra será arte, cada pieza llevará en sí la artesanía y la energía del alfarero que la produjo y que con su torno logró obrar el milagro gracias a los cuatro elementos: tierra, agua, viento y fuego. Y cada una se constituirá como un elemento indispensable y cuidado del menaje del hogar.
Cada una será distinta y original, no habrá otra igual a ella, porque aunque el ceramista intente crear piezas idénticas la artesanía no lo permite, designará cada una con su propia personalidad y peculiaridad.
José Saramago en su obra La caverna pone frente a frente a un alfarero tradicional con la consumista y derrochadora sociedad moderna. El protagonista, Cipriano y su familia viven en una zona rural y deben enfrentarse o adaptarse a las nuevas necesidades de la sociedad.

Un orden social postindustrial en el que los trabajos artesanales tienen cada vez un rol más insignificante y donde existe un gran centro comercial, cuyo ático tiene la capacidad de decisión de los aspectos fundamentales del orden establecido y que concentra la gran mayoría del capital. Recrea de este modo el mito de la caverna de Platón aplicado a la artesanía alfarera en declive frente al consumismo feroz y voraz que la aplasta.
Platón al principio del VII libro de La República, describió en su alegoría de la caverna un espacio cavernoso, en el cual se encuentran un grupo de hombres, prisioneros desde su nacimiento por cadenas que les sujetan el cuello y las piernas de forma que únicamente pueden mirar hacia la pared del fondo de la caverna sin poder nunca girar la cabeza.
Justo detrás de ellos, se encuentra un muro con un pasillo y, seguidamente y por orden de cercanía respecto de los hombres, una hoguera y la entrada de la cueva que da al exterior. Por el pasillo del muro circulan hombres portando todo tipo de objetos cuyas sombras, gracias a la iluminación de la hoguera, se proyectan en la pared que los prisioneros pueden ver.
Debido a las circunstancias de su prisión se hallan condenados a tomar únicamente por ciertas todas y cada una de las sombras proyectadas ya que no pueden conocer nada de lo que acontece a sus espaldas. Continúa la narración contando lo que ocurriría si uno de estos hombres fuese liberado y obligado a volverse hacia la luz de la hoguera, contemplando, de este modo, una nueva realidad.
Click aquí para ver el vídeo de este post
Una sociedad que, como la nuestra, vive dentro de una caverna, en la que sólo ve las sombras reflejadas en la pared de la auténtica realidad, que si fueran capaces de ver y vivir deslumbraría sus ojos y no reconocerían.
Un mundo que prima la materia de usar y tirar y que ha olvidado el verdadero valor de las cosas pequeñas, como el alfarero con cada una de sus piezas a las que llena de significado y utilidad.
Vivimos dentro de un espacio oscuro en el que no vemos lo auténtico, únicamente podemos apreciar su sombra, pero la realidad está fuera y tenemos que quitarnos las cadenas y salir, como el alfarero volver a lo tradicional y artesano, lo que perdura y se crea con las manos frente a lo que es de usar y tirar y supone un gasto energético derrochador e insostenible.
-Vivimos dentro de la caverna si cocinamos en un microondas alimentos de origen no ecológico que han sido cultivados fuera de su temporada natural de maduración, a miles de kilómetros sobre sustratos y bajo plástico.
-Salimos de la caverna si cocinamos alimentos de origen ecológico en un antiguo puchero de barro, concebido para que el fuego caliente los alimentos y les imprima su energía, para que el barro cocido los transforme y revitalice. Otra alternativa es la cocción en ollas cerámicas en cocinas solares que son bastante accesibles hoy en día. Sobre todo alimentos de producción local y de temporada.
-Vivimos dentro de la caverna si tomamos los alimentos en platos de usar y tirar, consumiendo comida cocinada en restaurantes de comida rápida y de ingredientes elaborados y poco recomendables.
-Salimos de la caverna si cocinamos cereales integrales que han sido cultivados en campos limpios de productos químicos y ha tomado el alimento de la tierra y crecido con la luz del sol. Luego estos alimentos los tomamos en platos de porcelana o barro cocido que conservarán su calor y cada bocado será algo que agradecer.
-Vivimos dentro de la caverna si tomamos refrescos azucarados en vasos de usar y tirar
-Salimos de la caverna si volvemos a conservar el agua fresca en el tradicional botijo, realizado en barro cocido de arcilla blanca, a la que el alfarero tradicional le añadía sal para lograr la porosidad adecuada, y así mediante su “sudado” lograba enfriar el agua
Si logramos cocinar en un puchero, beber agua fresca en botijo previamente transportada en cántaro, y comer en plato cerámico quizá hayamos dado un paso para salir de la caverna, para adentrarnos en el mundo de las ideas y abandonar el mundo de las sombras al que tan acostumbrados estamos, y así daremos una oportunidad de supervivencia al alfarero artesano tradicional, absorbido por el gran centro comercial, que nos vende los productos manufacturados industrialmente, realizados a miles de kilómetros de nuestra casa, con maquinaria pesada y de producción inmensa. Y aunque la luz del sol nos cegué en un principio, cuando nos acostumbremos a su luz no desearemos volver al mundo de las sombras.
Ana Sabater

miércoles, enero 05, 2011

FACUNDO CABRAL



Nombre real David Cabral.
Facundo Cabral es un cantautor argentino nacido el 22 de mayo de 1937 en la ciudad de La Plata, Provincia de Buenos Aires, Argentina. A temprana edad, su padre abandonó el hogar dejando a su madre con sus tres hijos, los cuales emigraron hacia Tierra del Fuego, al sur de Argentina.

Cabral tuvo una infancia dura y desprotegida, convirtiéndose en un marginal al punto de ser encerrado en un reformatorio. Al poco tiempo consigue escapar y según cuenta encontró a Dios en las palabras de Simeón, un viejo vagabundo.

Inicios
En 1959 ya tocaba la guitarra y cantaba folklore, siendo sus ídolos Atahualpa Yupanqui y José Larralde, se traslada a Mar del Plata, ciudad balnearia Argentina, y solicita trabajo en un hotel; el dueño lo ve con su guitarra y le da la oportunidad de cantar. Así comenzó su carrera dedicada a la música, siendo su primer nombre artístico “El Indio Gasparino”. Sus primeras grabaciones eran las llamadas comerciales y no tuvieron mayor repercusión, utilizando posteriormente su nombre verdadero en sus presentaciones.

Éxito
En 1970, graba No soy de aquí, ni soy de allá y su nombre es conocido alrededor del mundo, graba en nueve idiomas con cantantes de la talla de Alberto Cortez, Julio Iglesias, Pedro Vargas y Neil Diamond entre otros.

Influenciado en lo espiritual por Jesús, Gandhi y La Madre Teresa de Calcuta, en literatura por Borges y Walt Whitman, su vida toma un rumbo espiritual de observación constante a todo lo que le ocurre a su alrededor, no conformándose siempre con lo que ve y su carrera como cantautor toma el rumbo de la crítica social, no abandonando su ya habitual sentido del humor.

En 1976 enmarcado como cantautor de protesta, debe dejar Argentina por la situación interna de represión, secuestros y asesinatos realizados por los militares y las bandas paramilitares creadas por el gobierno y se exilia en México, donde continúa componiendo y peregrinando, nómada incansable, lleva su pensamiento y su arte alrededor del mundo (se estima que ha recorrido 159 países).

En 1984 regresa a Argentina con su nombre consagrado, donde ofrece un recital en el Luna Park, espacio reservado para los grandes, siguiendo Mar del Plata, donde cada noche cantaba para seis mil personas. En 1987 llenó el estadio de Fútbol de Ferrocarril Oeste, en Buenos Aires, con capacidad para cincuenta mil personas.

El 5 de mayo de 1994 comienza una gira internacional, donde se presenta en conciertos junto a Alberto Cortez en “Lo Cortez no quita lo Cabral” entrelazando humor y poesía con las canciones que hicieron famosos a ambos.

En enero de 1996, actuando en Mar del Plata, Alberto Cortez debió ser intervenido quirúrgicamente debido a una obstrucción en la carótida, (hoy ya restablecido) continuando Cabral, con la gira.

En su acervo discográfico, (no completo aún) hay varios grabados en vivo como: “Cabralgando”, “Pateando Tachos”, “El mundo estaba bastante tranquilo cuando yo nací”, “Ferrocabral” y “Lo Cortez no quita lo Cabral” Vol. 1 y 2 entre otros.

Como autor literario fue invitado a La Feria Internacional del Libro en Miami, donde habló de sus libros, entre ellos: “Conversaciones con Facundo Cabral”, “Mi Abuela y yo”, “Salmos”, “Borges y yo”, “Ayer soñé que podía y hoy puedo”, y el “Cuaderno de Facundo”. En reconocimiento a su constante llamado a la paz y al amor, en 1996 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) lo declaró “Mensajero Mundial de la Paz”.

Discografía
Gracias a la vida
Facundo Cabral 2
Sentires
Reflexiones
La puerta abierta (con Alberto Cortez)
Este es un nuevo dia
Recuerdos de oro
Lo Cortez no quita lo Cabral (con Alberto Cortez)
El oficio de cantor
Secreto
Época de oro (RCA Victor/Sony-Bmg music)
Cortezías y Cabralidades (con Alberto Cortez)
El Carnaval Del Mundo,
Mi Vida con Waldo de los Ríos,
Pateando Tachos,
Entre Dios y El Diablo,
Ferrocabral (1984, Universal music)
El Mundo Estaba Tranquilo Cuando Yo Nací,
No estas deprimido, estás distraído (2005, Audiolibro)
Cantar sólo cantar / Cabral sólo Cabral 1 (2006)
Cantar sólo cantar / Cabral sólo Cabral 2 (2006)
El Mundo estaba bastante tranquilo cuando yo nací
Cabralgando
Hombre de siempre...
Mi Vida
Con Waldo de los Ríos
Pateando tachos
Entre Dios y el Diablo
El Profeta de Gibrhan

Obra literaria
Paraíso a la deriva
Conversaciones con Facundo Cabral
Mi Abuela y yo
Salmos
Borges y yo
Ayer soñé que podía y hoy puedo
Cuaderno de Facundo