Follow by Email

jueves, noviembre 25, 2010

PIALIN LA NIÑA DEL PIANO


Pialin era una niña muy ágil y muy bonita, que desde el vientre de su madre deseaba tocar el piano.
Pero…cuando nació… ¡zas! Resulta que es pobre y tu sabes, cuando se es pobre uno piensa, “ya no podre hacer lo que deseaba, porque no tengo dinero” ¡pues, no!
Hay personas que se agigantan como nuestra frágil amiguita, con unos sueños tan altos como las estrellas…
Era muy obediente, ayudaba a su mamá en casa y luego se iba donde su vecina, quien la quería mucho pues era una nena muy trabajadora.
Pialin, por favor riega mis rosas, encantada doña Teresa- respondió con alegría, corrió a buscar la regadera y comenzó su labor ¡cuando de pronto!...
¡Ah! ¿Qué pasa? ¿Esta lloviendo? ¡Claro que adivinaste! ¡Era un hada! Pero no un hada cualquiera ¡era un hada musical!
Comenzaron a charlar mientras el hadita se secaba con un paño de cocina, porque era muy pequeña.
El hada Pianin…ya se que estas pensando, ¡que casualidad! Yo también pensé lo mismo, pero ¡te aseguro que así se llamaba!
Así que deseas tocar el piano
¡Oh si! Respondió Pialin
Yo puedo ayudarte, te voy a contar un secreto… te diré de donde venimos las hadas…
Nosotras habitamos en un lugar hermoso, donde no hay imposibles, entonces salimos a pasear a la realidad para ayudar a personitas que como tu, desean algo muy especial…
Pialin saltaba de gusto por todo el florido jardín, besaba mariposas, bailo con las hormigas, canto con los pájaros y fue a parar a la fuente, entre los peces de colores que se sorprendieron muchísimo y comentaron entre ellos “pobre, yo te lo decía, va a parar en loca, los pobres no pueden desear mas de lo que poseen” a lo que respondió el otro pez “no hables así de ella es como su nombre musical, brillante y alegre como el sol. ¡Mírala parece un cascabelito, todo el día cantando!
El hada que ya había llegado a su lado, le dio la mano y la ayudo a salir de la fuente-diciéndole- ese piano que siempre has querido será tuyo cuando ya no creas en mi.
¡Oh no! Hadita, eso no sucederá nunca…
Pero al transcurrir los días el piano no llegaba y Pialin, como todo ser humano, comenzó a dudar de haber visto al hada…
Seguramente me dormí y soñé todo, ¡pero fue un sueño tan lindo!
En eso escucho una vocecita de un grillo que le decía- piano para Pialin de parte del hada Pianin…me estoy volviendo loca acaso…
Piano para Pialin de parte del hada Pianin…
En eso escucha la voz de Teresa que la llama “corre Pialin, tengo algo para ti”
Se apresuro en responder al llamado y Teresa estaba recostada de un piano de cola que estaba resplandeciente, pues ya ella tenía varios días limpiándolo para darle la sorpresa…
Pialin tenía los ojos llenos de lágrimas, estaba muy feliz, pero también se sentía muy mal porque había dudado de su pequeña amiga.
El hadita veía todo desde la ventana y le lanzo estrellitas al piano ,que se puso mucho mas hermoso y le dijo – para ti mi linda amiguita, para que aprendas a tocar, a confiar y para toda tu vida aprendas a soñar…
Llego a ser la pianista mas destacada de su época, decían que sus melodías eran angelicales, como cantos de hadas…

AUTORA: ELENA LISETT PEREIRA CORDERO

No hay comentarios.:

Publicar un comentario