Follow by Email

miércoles, diciembre 09, 2009

EL DUENDE QUE VIVE EN LOS HONGOS


El duende de este pequeño relato se llama Tron.
Tron era un duende alegre, amante de los arboles y los animales. Con mucha alegría vivía cada momento de su vida ¡jamás se quejo de nada! Porque su mundo era perfecto.
Pasaba la mañana nadando en el lago, que parecía un limpio espejo donde igual que el sol, las estrellas y la luna se acicalaban antes de emprender sus labores, se asoleaban o indiferentemente en una roca o una flor, comía frutas, todas las que saciaban su hambre, jugaba con las mariposas, los peces, las ardillas, los conejos, en fin, con todos los animales de su entorno que lo amaban y lo respetaban como el lo hacia con ellos…
Pero un día vio que se aproximaban unos animales que nunca había visto y le pregunto al conejo- ¿Qué animal es ese?
El conejo, tembloroso le respondió- ¡ese es el hombre! El animal mas poderoso y destructivo que puedas conocer…ellos cambian el curso de los ríos, talan los arboles, queman los bosques, contaminan el aire, el agua y los suelos.
Son la más perfecta creación de Dios, pero no han aprendido a usar su poder para el bien, porque se les ha ido la vida fabricando guerras donde mueren inocentes y destruyendo nuestro planeta…
Tron escuchaba mientras veía que se acercaba más la embarcación que traia un considerable grupo de hombres y le dijo- ¿Cómo puede un ser tan perfecto, no encontrar el equilibrio con la naturaleza?
A lo que respondió la mariposa, que estaba muy asustada y se unió al grupo de animales que ya se habían reunido y escuchaban con mucha atención…- Yo al igual que tu, era incrédula y confiada, hasta que un día me paseaba cerca de una casa y vi a un hombre que tenia a varias de mis hermanas ¡clavadas con alfileres en una colección! Como ellos la llaman. ¡Ahí estaban mis hermanitas, de diferentes colores y especies!...
Tron escuchaba con atención pero sin dejar de ver la embarcación que cada vez estaba mas cerca.
Las ardillas estaban rezando, la lechuza ideaba un plan para protegerse, los pájaros recogieron a sus hijos y se escondieron en la parte mas alta de los arboles.
El loro lloraba desconsoladamente, los venados emprendieron una veloz huida, los caballos se unieron a la carrera y así la mayoría de los animales fueron buscando refugio…le decían a Tron que se ocultara, pero Tron no podía entender lo que decían los animales, porque hasta hoy, el había vivido en un mundo perfecto…
Se acerco a la orilla del lago para recibir a los visitantes y un pez le dijo- ¡Tron tienes que ocultarte! Tú no conoces a los hombres, ¡son los seres más destructivos que el Señor puso sobre la tierra!
Tron insistió en quedarse y el pez se fue a lo más profundo del lago donde ya se encontraban todos sus amigos que habitaban en el mismo…
Los hombres desembarcaron sin percatarse de la presencia de Tron.
Todos se miraron y miraron a Tron, quien con una inmensa sonrisa y una gran inocencia en sus ojos lo recibía…
¡Buenos días!
¡Buenos días! - respondieron todos y se fueron presentando uno a uno- mi nombre es Alberto, mi hermano Francisco, mi hermano Jhonny, mi hermano Rubén, mi esposa María y este pequeño es mi hijo Royner…
¿Cuál es el motivo de su visita a nuestro hogar? –pregunto Tron.
Somos un grupo ecológico y vinimos a fijar una estación en este lugar- respondió Jhonny.
Todos los habitantes de este lugar están muy asustados con su visita ¿ nos harán daño?-pregunto Tron.
Los humanos se miraron y comenzaron a explicar a Tron que ellos eran un grupo de humanos de los que si les importaba la naturaleza y hacían estudios para mejorar la calidad de vida de los animales. Trataban de mantener el medio ambiente descontaminado y luchaban por recuperar lo que estaba contaminado…
Tron escuchaba con mucha atención y les dijo- ¡entonces yo puedo pertenecer a su equipo, pues eso es lo que yo hago aquí!
Nos alegra mucho que este lugar cuente con una persona como tu – dijo Rubén.
Y Alberto le dijo- desde hoy eres parte de nuestro equipo de trabajo y tu serás el enlace que tendremos con los animales y el ambiente, para que nos facilites nuestra labor en este lugar…
Tron saltaba de alegría y los animales con timidez ya comenzaban a asomarse. María se dirige a todos los animales- no tengan miedo y acérquense, que estamos aquí para ayudarlos, protegerlos, ser sus amigos.
Todos se fueron acercando.
El conejo se acerco a Royner y comenzó a jugar con el, al igual que el venado…

La lechuza empezó a intercambiar ideas con Francisco y Alberto, que escuchaban con atención.
La tortuga y el loro le daban entretanto instrucciones culinarias a Maria , que se divertía mucho con las ocurrencias del loro.
Francisco y Rubén, con ayuda de los caballos, los monos y otros animales se sumaban a construir la estación .
A Tron lo nombraron guardián de honor del parque, que llamaron “El Parque Nacional De La Alegría”…
Este parque fue por muchos años ejemplo para otras estaciones ecológicas que se siguieron fundando en diferentes estados del país.
Tron vivió por muchos años en su hongo…cuando vas al parque, veras una gran cantidad de hongos, son los hijos de Tron. Que viven en los diferentes parques vigilando que tu no contamines, ni destruyas la bella naturaleza que Dios te regalo para que vivieras en armonía y con gran felicidad.
En nombre de Tron te pido que quieras y cuides a los animales, plantas, ríos, él suelo, en fin…todo tu entorno para que vivamos en un mundo mejor

1 comentario:

  1. saludos camarada feliz navidad y un venturoso año nuevo. bonito el cuento se lo leí a mi hija y le gusto muchas gracias de echo lo imprimí

    ResponderEliminar